“Frozen: el reino del hielo”: vuelta a los orígenes

frozen el reino del hielo

Ya lo he comentado alguna vez y cada vez estoy más convencida de ello: lo mejor que le ha podido pasar a la compañía Disney es la incorporación de John Lasseter como director creativo, la mala noticia es que esto mismo no está funcionando igual de bien para Pixar, pero ese es otro problema.

El nuevo largometraje de la compañía del ratón Mickey, Frozen: el reino del hielo, supone el retorno a las señas de identidad más clásicas de Disney: una historia de princesas, que sigue apostando por el género musical más tradicional, que incluye la presencia de un personaje secundario (el muñeco de nieve Olaf) que aporta la ración de humor a la trama y la defensa del amor como solución a todos los problemas.

Pero a los tópicos Disney hay que añadirle la diversión y el entretenimiento que ha aportado Lasseter a sus últimos proyectos (Enredados o Rompe Ralph), convirtiendo a este filme en una muy agradable propuesta, que uno disfruta como si volviera a ser de nuevo un niño.

Aunque a mí personalmente me sobren varias de las canciones del filme (nunca me ha llegado a gustar que de repente los diálogos se realicen cantando), Frozen: el reino del hielo resulta refrescantemente divertida y muy entretenida, pese a ser totalmente previsible.

No obstante, si uno se enfrenta a esta película sin más expectativas que pasarlo bien, sin duda eso es lo que va a obtener. Y, siguiendo la tradición de Pixar, este largometraje es recomendable tanto para niños como para adultos con ganas de pasar un muy buen rato.

Lo mejor: el personaje del muñeco de nieve Olaf, que aporta la diversión a la trama; el personaje de Elsa y sus fantásticas creaciones de hielo.

Lo peor: una historia muy edulcorada, siguiendo la tradición Disney, y totalmente previsible.

2 Comments on ““Frozen: el reino del hielo”: vuelta a los orígenes”

  1. Voto porque Lasseter vuelva a pixar. Tenía ganas de ver Frozen,pero al igual que en Rapunzel,a la segunda canción tuve que quitar la peli. Una gran decepción,la verdad.

    Un saludo!

    1. Bueno, Lasseter sigue siendo el alma de Pixar, lo que necesitan es cambiar de estrategia y volver a hacer grandes películas. Jejejeje La verdad es que te entiendo, Ruth, yo lo de las canciones lo llevo bastante mal también, pero si te fuerzas a tolerarlas, lo cierto es que es una película muy divertida y entretenida y te pone de buen humor nada más verla, pero comprendo que las canciones pudieran contigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.