Invencible: una historia de superación

invencible

La dura vida de Louie Zamperini ha sido la historia perfecta para el segundo largometraje de Angelina Jolie como directora. La cuidada fotografía y la delicada definición de cada personaje son los ingredientes perfectos para crear una película sencilla, fácil de ver y que cumple con su misión de dar a conocer la vida y mensajes del atleta americano Louie Zamperini.

No es la primera vez que Angelina Jolie se queda detrás de las cámaras para encargarse de la dirección, ya en 2011, con En tierra de sangre y miel, exploró esta nueva faceta de su carrera, donde también se atrevió con la labor de guionista. Si en esta primera cinta relataba el conflicto de los Balcanes contando con actores del propio lugar, desconocidos en Hollywood, con esta nueva película sigue dando voz a los dramas olvidados.

Invencible cuenta además con los hermanos Coen en el guion, un punto a favor que sirve para dar agilidad a la vida de Zamperini, que consistió en largas temporadas aislado en áridas localizaciones. Además de directora, Angelina Jolie también es la productora de este filme, muestra de su compromiso con el proyecto.

Recientemente fallecido, Louie Zamperini, el protagonista de Invencible, fue uno de los más importantes personajes de la sociedad americana, debido a su mensaje de perdón a pesar de todo el sufrimiento de su vida. Antes de que comenzara la II Guerra Mundial, Zamperini era un atleta olímpico estadounidense de ascendencia italiana, que vio truncada su carrera al participar en la guerra y pasar por complicadas vicisitudes (desde quedar aislado en una balsa en medio del Océano Pacífico, hasta acabar en un campo de concentración japonés), que no lograron acabar con su fortaleza mental, de ahí el título.

He de confesar que desde el comienzo de la película estuve observando hasta el más mínimo detalle de la dirección de Jolie: los planos que utilizaba, qué mostraba y qué no mostraba, la elección de los actores, los efectos especiales, todo. Sin embargo, conforme la cinta avanzaba me iba envolviendo en la motivadora historia, logrando empatizar con el protagonista, sobresaltarme en los momentos de tensión y olvidándome de los prejuicios. Jolie se siente a gusto en este rol de directora, parece ser otro papel más que interpreta a la perfección.

Invencible es sencilla, se deja ver, nada roba el protagonismo a la historia, los planos son limpios y elegantes y la fotografía, cuidada, como todo en la película. Cargada de mensajes positivos y cada vez más especialista en mostrar la parte personal de los dramas detrás del conflicto, Angelina Jolie, lo consigue.

Lo mejor: el trabajo de Angelina Jolie tras las cámaras, la fotografía y el personaje de Louie Zamperini.

Lo peor: puede resultar poco arriesgada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.