“Bestias del sur salvaje”: la mirada de una niña frente a la destrucción

bestias del sur salvaje

El primer largometraje del joven director neoyorquino Benh Zeitlin es una bonita historia, que mezcla realidad con fantasía al estar contada por su protagonista, una peculiar niña de 6 años, cuya voz en off nos acompaña durante todo el metraje.

Bestias del sur salvaje nos muestra a una comunidad de seres inadaptados, que forman casi una gran familia y que viven al margen de la sociedad, en una aparente felicidad basada en la total libertad frente al cualquier tipo de restricción y norma de la sociedad considerada como civilizada.

Dentro de esta comunidad vive Hushpuppy, una imaginativa niña, junto con su padre, en unas tierras situadas entre el mar y un gran dique que les separa del resto de la sociedad, y siempre en continuo riesgo ante la llegada de una gran tormenta que las inunde por completo.

Cuando por fin llega la temida tormenta, Hushpuppy no sólo tendrá que hacer frente a la destrucción física de su mundo, sino al temor de perder a su padre enfermo.

La película está narrada y filmada desde los ojos no tan ingenuos, pero límpidos, de la pequeña, que inunda con su imaginación las imágenes que vemos en la pantalla. Unas imágenes oníricas y de realismo mágico, que nos muestran su batalla por hacer frente y superar sus miedos, y enfrentarse a ellos con valentía y fuerza.

La mejor baza de esta bonita y amable historia es sin duda su protagonista, la jovencísima Quvenzhané Wallis, tan prodigiosa como el papel que interpreta, con una naturalidad y un desparpajo encomiables. También destacar el trabajo del resto de intérpretes, la mayoría de ellos no profesionales y que se enfrentaban a su primer papel, como Dwight Henry, en el papel del padre de la protagonista, que aporta verosimilitud a una historia que navega entre la realidad y la ficción.

Lo mejor: la niña protagonista, interpretada de manera magistral por la jovencísima Wallis, y su peculiar mundo, mezcla de realidad y fantasía.

Lo peor: la excesiva idealización de ciertas situaciones de la miseria en la que viven estas personas.

4 Comments on ““Bestias del sur salvaje”: la mirada de una niña frente a la destrucción”

  1. Impresionante el trabajo que se marca Dwight Henry en el papel de padre alcoholizado. La niña esta también muy bien, pero tengo un pequeño problema con los niños actores: nunca se muy bien si están actuando o jugando a ser actores. Buen guión, buenos actores y acertada dirección y encima en sólo 90 minutos de metraje, el colmo de la felicidad!!!

    1. Bueno, para los niños, la actuación no deja ser también un juego. Pero yo creo que no todos los niños son capaces de hacer una gran interpretación, pienso que es necesario también tener un poco de talento, y creo que la joven del nombre impronunciable tiene bastante talento. Ahora ya veremos si sus padres no la explotan, le dejan tener una infancia medianamente normal y no termina como muchos otros niños actores.

  2. ¡Disfruté muchísimo con esta película! Los elementos que mezcla son tan dispares y aún así funciona, te lleva a otro mundo y a un tiempo que es difícil de clasificar. ¿Es el futuro, el pasado, un universo paralelo?

    Hay escenas de una ternura increíble, y también de una gran fortaleza.

    ¡Muy recomendable!

    1. Bueno, aunque es un poco intemporal, creo que es bastante actual y que definitivamente habla del presente, y si no que se lo digan a ciertas poblaciones de Louisiana y las inundaciones que han sufrido.
      Toda la fantasía que aparece en la película es la imaginación desbordante de la niña protagonista. para mí, la historia de los Urus no es sino una metáfora de la lucha de la niña por superar y enfrentarse a sus miedos, y ser fuerte como le demanda su padre.
      Pero lo fundamental es disfrutar de la historia y que cada cual saqué sus conclusiones, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.