Hopper, el realismo de los instantes cotidianos

Hasta el 16 de septiembre tenéis la posibilidad de disfrutar de la magnífica exposición de Edward Hopper (1882-1967) en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Además, para combatir el calor de estas fechas, el museo permanecerá abierto hasta las 23 horas.

Tal como nos informan desde el Thyssen, “la exposición estará organizada en dos partes: una primera mitad que recorrerá la formación del artista, aproximadamente de 1900 a 1924 y representada por un gran cantidad de bocetos, pinturas, dibujos, ilustraciones, grabados y acuarelas que dialogan puntualmente con obras de artistas como Winslow Homer, Robert Henri, John Sloan, Edgar Degas o Walter Sickert; y una segunda parte, a partir de 1925, que presentará su producción madura y que buscará ilustrar su carrera de la forma más completa y amplia posible”.

El magistral tratamiento de la luz y el extraordinario uso de los colores es una de las señas de identidad del pintor norteamericano. Otra es el realismo de todos sus lienzos, instantáneas de momentos cotidianos, más cercanas a la fotografía o al cine que a la pintura convencional.

Nada es forzado en los cuadros de Hopper, todos sus motivos parecen haber sido capturados en una centésima de segundo, congelando un momento único, donde los personajes se encuentran en medio de sus quehaceres y trabajos, o recién levantados, frente a una ventana inundada por el sol de la mañana.

No es de extrañar que el cine tomara como inspiración varias de sus “escenas” y que el mismo Hopper se viera influenciado a su vez por el séptimo arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.