Las 16 películas para los Oscar 2016

Primero de todo, decir que a mí los señores Premios de la Academia me la repanpinflan como galardón. Lo que me gusta de ellos es que significa que las nominadas son, cada año, grandes películas, o, al menos, garantizan un cierto grado de calidad. Dicho esto, yo me cago en el camposanto donde estén enterrados los familiares de los académicos que pensaron que en un futuro la gente ha de ver Birdman antes que Boyhood. Pero me gustó la de Iñárritu, que conste en acta. Y es que los Oscar, atendiendo a los resultados, son para defecar en su inmensa mayoría (me llevo excretando en ellos desde que Shakespeare in love le arrebató el Oscar a Salvar al soldado Ryan… y a La vida es bella…. y a El show de Truman también… en serio, esa película es una bitch).

En fin, que me desvío. Yo he venido aquí a hablar de las películas que harán que nuestros debates cinéfilos del año próximo destilen hiel a raudales y lo que salga por nuestra boca sea bilis, pero bilis mala.

Comenzamos:

1.- Silence, de Martin Scorsese

Dos jesuitas con mucho flow van al Japón feudal para intentar que la peña de allí se una a ellos en su amor por el prota de Jesucristo Superstar. Protagonizan un Liam Neeson sin pistola y Andrew Garfield post Spiderman. Y también sale Adam Driver, que actúa muy bien, os lo digo yo, que le veo en la serie Girls y hace de actor que actúa bien. Siendo como es la película del director italoamericano que no conoce la Epilady de las cejas, apuesto a que, de alguna forma, habrá una canción de los Rolling o de Dylan y una nominación para Thelma Schoonmaker.

Nominómetro: 5/5 (va a estar nominada hasta a Mejor Cortometraje de Ficción, aviso anuncio)

2.- Bridge of spies, de Steven Spielberg

Como al bueno de Spielberg no le han dejado dirigir Jurassic World, pues ha contratado a otro dinosaurio como es Tom Hanks y le ha metido en una trama de la CIA cuando la época del hambre en la Guerra Fría, y con sombrero Fedora incluido. Además, ha contratado a los Coen para que le revisen el guion (y les habrá pagado y todo) y ya está todo el pescado vendido. Yo la voy a ver, por eso de que me gusta todo de lo que hay en la película, sobre todo lo de la época del hambre.

Nominómetro: 4/5 (no es 5/5 porque es que Spielberg es humano y a veces falla y te hace Indy IV)

3.- The Revenant, de Alejando González Iñárritu

DiCaprio está  tranquilo 363 días al año. Los dos que faltan son el día de las nominaciones al Oscar y el día que pierde. Él, muy humilde, siempre piensa ‘bueno, el Honorífico me lo darán. A la Jolie se lo han dado por buena persona y Nic Cage lo tiene porque se lo robó a Massimo Troisi, ya me llegará’. Claro que para ganarlo tienes que hacer de retrasado, pero él eso no lo lleva bien. Así que lo que hace es codearse con directores que ganan Oscar el año anterior y tirar para adelante con una película de venganza de las tú vas tranquilo con gente por el bosque y os ataca un oso y va la troupe y huye. Y claro, tú sobrevives y juras venganza sobre Tom Hardy y Domhall Gleeson porque te abandonaron a tu suerte y tú tienes un rifle, lo lógico. Y Chivo Lubezki fotografía la cosa, no veas el hype.

Nominómetro: 5/5 (Película de Iñárritu, película nominada. Es así. Lo dice la ciencia, no yo)

4.- The Hateful Eight, de Quentin Tarantino

BREAKING NEWS: A Tarantino le gustan los westerns. Vaya novedad, y ahí está el tío: que le filtran el guion, pues lo rehace. Que Django le salió rana, pues la rehace, pero con gente sin nombre (están El caza-recompensas, el verdugo, el Sheriff, la prisionera, el hombre bajito, el vaquero, el confederado y el mexicano) y rodeado de amiguetes, que se cree el Santiago Segura de Knoxville. Porque Django le salió rana. Yo si fuera él volvía a mi videoclub y me ponía a escribir allí. También sale Channing Tatum. Y está rodada en 70mm. Y es Quentin, que, queramos o no, es moderno. Si no te gusta Quentin, probablemente no conseguirás salir con la chica que te gusta. Aunque la Academia y él no suelen muy de la mano, guion y poco más. En fin.

Nominómetro: 3/5 (secundario, montaje y guion no filtrado, y te das con un canto en los dientes)

5.- Joy, de David O. Russell

La Academia adora a este hombre porque gracias a él Jennifer Lawrence tiene para comer todos los días. Y ahora ha cogido y ha hecho un biopic sobre un ama de casa típica (la Lawrence de la ventana de enfrente de toda la vida), que un buen día inventa un cachibache y se convierte en una empresaria que ni Jordan Belfort oiga. Se comenta que saldrán también de Niro y Bradley Cooper, pero para no romper costumbres, que está feo a estas alturas del partido. El cachibache es lo que escurre la fregona. Este dato tiene mucha importancia porque los/as académicos/as no lo conocen.

Nominómetro: 5/5 (a no ser que sea un truño, a O. Russell le nominan ya te rodara Los Bingueros)

6.- Carol, de Todd Haynes

Esta es la de Cate Blanchett con Rooney Mara en época pretérita (los años 50 neoyorquinos), va sobre una dependienta que se enamora de una mujer casada (la Academia feat. Colectivo LGTB a tope) y la dirige el de I’m not there, así que seguramente nadie entienda muy bien nada, la gente mirará para los lados buscando aprobación popular arqueando las cejas, pero todos aplaudirán la interpretación de la Cate, porque si no lo haces no quieres ni a tu padre ni a tu madre. Produce Weinstein, así que algo rasca, y está basada en una novela de Patricia Highsmith que no has leído.

Nominómetro: 4/5 (con Harvey de por medio todo es posible. Todo. T.O.D.O.)

filmz.ru

7.- En el corazón del mar, de Ron Howard

Se iba a estrenar este marzo, pero por lo visto es buena y la dejan para el 11 de diciembre con la vista puesta en los hombrecillos dorados. La dirige el que hizo Una mente maravillosa, pero también El código Da Vinci, ojo con esto. La interpreta Chris Hemsworth, que es de esta gente guapa que te da coraje que encima actúe bien, y los secundarios son de los que llaman a verla. Va sobre Moby Dick, aunque en la promoción dicen que no, que es sobre la gente en la que se basó Melville para escribir el libretito de marras. No los cree nadie. Nosotros sí, pero porque Ron salió en Los Simpsons y porque dirigió Cinderella Man, de la que pasó everybody.

Nominómetro: 3/5 (Master&Commander, Capitán Phillips, Mar adentro,.. la Academia es marítima)

8.- Suffragette, de Sarah Gavron

La lucha por el derecho al voto de la mujer, dirigido por una mujer, con una mujer al guion y protagonizada por mujeres (Carey Mulligan, Helena Bonham Carter, Meryl Streep). Si los señores académicos quieren que el speech de la Arquette recogiendo el Oscar no caiga en saco roto, la nominarán. Si no, habrá críticas. Muchas. Puede que incluso haya marchas porque no la hayan nominado. Y luego hagan una película de esa marcha. Y la nominen a Mejor Película y a Mejor Canción. Y contentos todos.

Nominómetro: 4/5 (sale Meryl Streep. Preguntarse si va a ser nominada es absurdo e inútil)

9.- The see of trees, de Gus van Sant

Si os preguntábais por qué últimamente Matthew McConaughey parece Mark Lenders hipster, la razón es esta película, cuyo título poético no esconde metáfora alguna. El bueno de Matthew va al ‘Suicide Forest’ japonés a suicidarse, obviamente, y allí conoce a Ken Watanabe que también va a suicidarse. Bueno, pues ninguno de los dos se suicida, porque si no no habría peli. La dirige el de Mi nombre es Harvey Milk o El indomable Will Hunting. Sale Naomi Watts, aunque no se sabe muy bien cómo, porque en el bosque sólo están ellos. O no. Es que Matthew es así.

Nominómetro: 3/5 (es el Puede que sí/ Puede que no, como Invencible este año, pero vista desde el año anterior)

10.- By the sea, de Angelina Jolie

Angelina Jolie y Brad Pitt, en una película de la esposa, producida por el esposo y ella, escrita por ella también y protagonizada por ambos. ¿Quién no quiere que esto sea nominado? Además, es una historia intimista, de una pareja que se rompe, años 70, Melanie Laurent… Ellos dos llegan a un pueblo con mar y conocen a los habitantes. Y hasta ahí la sinopsis. Es como Amanece que no es poco pero con mar. Y un matrimonio. Y en inglés. En realidad no se parece tanto a Amanece que no es poco, pero nunca es mal momento para recordarla.

Nominómetro: 2/5 (si es mala, ni adoptando a los hijos de los académicos acaparará nominaciones)

11.- Inside Out, de Pete Docter y Ronaldo del Carmen

Pixar. Ya está. ¿En serio queréis más información? ¿Para qué? No es Brave ni Cars. Eso es bueno. Mirad el nombre del director. Eso es bueno. Por fin Pixar hace otra película con guion original después de tanta secuelitis. Eso es bueno. La película la protagonizan las emociones interiores de una niña de 15 años. Eso no sé si es bueno o malo, pero es lo que hay. Pixar. Deberíais haber dejado de leer ahí. No hace falta más, pazguatos.

Nominómetro: 5/5 (va a estar nominada y va a ganar. Su único rival es otro Pixar: The Good Dinosaur. Ya veremos)

12.- Macbeth, de Justin Kurzel

El nombre del dire lo has olvidado ya, pero Michael Fassbender confía tanto en él, que le ha contratado para que le dirija también en Assassin’s Creed. Algo tendrá. De la historia como que paso de hablar porque es Macbeth, de Shakespeare, con Fassbender y Marion Cotillard. Y con escenas de acción. Es como el sinónimo de expectativa que aún no ha oficializado la RAE. Si no os llama, yo qué sé, hacéroslo mirar. Sois raros. Pero raros creepy, no raros molones, como Michael Cera.

Nominómetro: 3/5 (a lo mejor a la Academia esto de Macbeth le suena a que ya lo premiaron, vete tú a saber)

13.- Sicario, de Denis Villeneuve

Si has visto Prisoners y/o Enemy, sabrás que este hombre detrás de las cámaras es un seguro. Pero un seguro tremendo. Además que tiene el mismo director de fotografía que la de Hugh Jackman, así que fetén. Y la historia es de tráfico de drogas en la frontera USA-México. Ahí es ná. El único pero es que no sale Jake Gyllenhaal (está haciendo una cosa sobre alguien que escaló el Everest y otra sobre un banquero, que más o menos es lo mismo), pero al menos tenemos a Josh Brolin, Benicio del Toro y Emily Blunt. En serio, ve Prisoners. Por tu bien. Ya. Denis Rules! Villeneuve for President!

Nominómetro: 1/5 (será la típica película que nadie se explicará por qué no está nominada. Pena, penita, pena)

14.- Steve Jobs, de Danny Boyle

Danny Boyle tiene estilo. No ya vistiendo, que no mucho, pero sí dirigiendo. Y se coge a Fassbender y a Kate Winslet (esta chica dónde se había metío, con lo buena que es, de verdad) y se hace otro biopic del fundador de Apple y todo esto después de muchos dimes y diretes por parte de la productora y fin. Se especula que la película estará mejor que aquella con Ashton Kutcher, pero sólo se especula. No parte como favorita, pero porque el tema de su muerte (y de la otra película) está reciente aún y Steve ahora tiene muchos haters o gente que lo considera propaganda de la manzana. Pero es el hombre detrás de Trainspotting, así que deberíamos callar y punto.

Nominómetro: 2/5 (los académicos son hombres mayores de 65 y blancos, seguro que usan Windows)

15.- Star Wars VII, de J. J. Abrams

No sé si habéis escuchado hablar de esta producción indie de bajo presupuesto, pero tiene todas las papeletas para llevarse nominaciones a cascoporro en todos y cada uno de los apartados técnicos. ¿Qué, os habíais olvidado de los apartados técnicos, verdad? Pues también son Oscar, y hay gente que tiene que ganarlos y dar el discurso en la gala, porque si no, ¿cómo aburrimos al personal? Claro, pues con el Oscar a Mejor Mezcla de Sonido, que seguro que saliste de la sala de cine pensando: ‘jo, qué gran mezcla de sonido tiene esta peli. Ojalá se lleve el Oscar’.

Nominómetro: 5/5 (nominada a cosas que no entiendes, salga o no Jar Jar Binks. Yo por mí que salga. Misa no entender cómo hay gente que le detesta)

16.- The Walk, de Robert Zemeckis

Hubo un hombre que cogió, tensó un cable entre las Torres Gemelas y se lo cruzó, porque le apetecía mucho. Pues el bueno de Robert, que ha hecho cosas tan sumamente buenas como Náufrago, la trilogía Regreso al Futuro, Forrest Gump o Beowulf, te trae su historia interpretada por Joseph Gordon-Levitt (que puede ser su año, porque también protagoniza Snowden, de Oliver Stone) y, avisa Zemeckis, con ganas de hacerle pasar mucho vértigo al espectador. Yo sólo espero que salga Wilson o que le ponga nombre al palo ese muy largo para equilibrarse.

Nominómetro: 3/5 (con este hombre nunca se sabe, yo diría que sí, que ya le vuelve a tocar, pero qué sabré yo)

Y bueno, hasta aquí el repaso. Muchas no llegarán, aparecerán otras (la de Woody Allen de todos los años, una de Sean Penn con Adele Exarchopoulos y Javier Bardem, otra que dirige Tom Hooper sobre Eddie Redmayne transexual, Ridley Scott con Matt Damon en el espacio… vale, esta última olvídala, que amenaza con ser otra Prometheus), pero la cosa queda muy clara: el verdadero premio es el tiempo y la película que sobrevive a él es la absoluta vencedora. Al final, los Oscar acaban siendo una pregunta del Trivial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.