Las escenas favoritas del cine, por blogueros. Segundo aniversario de Bollacos: hambre de cine

Sí, este blog, Bollacos: hambre de cine, acaba de cumplir dos años de vida, y sí, este post llega tarde, ya que mi primera entrada se publicó el 12 de marzo de 2012.

Echando la vista atrás, me alegra recordar que inauguré este blog de cine con la crítica de un original y maravilloso largometraje, Shame, que me hizo descubrir a un director lleno de talento y a un actor inmenso.

Aunque actualmente no tenga tiempo para actualizar el blog, mi nuevo propósito es sin duda volver a volcarme en Bollacos: hambre de cine y seguir escribiendo sobre el séptimo arte.

Para celebrar los dos primeros años de este blog, he contactado con compañeros blogueros de cine para una empresa realmente difícil: seleccionar su escena favorita. Y tengo que decir que el resultado ha sido espléndido, ¡muchas gracias chicos por colaborar en este arduo ejercicio!

Las escenas favoritas de blogueros de cine
El viaje de Chihiro
El viaje de Chihiro
Neovallense (de Neovallense’s Blogs)

Una de las escenas que me viene siempre a la memoria cuando pienso en un momento memorable cinematográfico es una de las más bellas (y el film tiene muchos momentos mágicos) de la ganadora del Oscar, El viaje de Chihiro, una de las mejores películas de Hayao Miyazaki. Se trata de cuando Chihiro, junto con Sin Cara, Bebé y el aguilucho transformados, montan en el tren y ponen rumbo a la sexta estación, a Fondo del Pantano. Durante la escena no hay diálogos, solo la maravillosa música de Joe Hisaishi, el ajetreo del tren, los pasajeros que son solo sombras, las personas que se quedan en los andenes (siempre me ha resultado muy misteriosa esa niña-sombra que observa cómo se aleja el tren desde un andén) y el paisaje, un gran mar que se ha formado por la incesante lluvia. Simplemente es una escena repleta de poesía y simbolismo. Maravillosa.

 

Desayuno con diamantes
Desayuno con diamantes
Juan Roures (La estación del fotograma perdido)

Si elegir una película favorita es una tarea difícil, optar por una escena es prácticamente una odisea. ¿Cómo quedarse con un único momento de Los 400 golpes, Dos en la carretera, Cuentos de Tokio, La guerra de las galaxias, Amèlie o El señor de los anillos? ¿Cómo elegir entre escenas dirigidas por Hitchcock, Kiarostami, Zhang Yimou, Amenábar, Wong Kar-Wai y Miyazaki? ¿Cómo seleccionar un solo plano de Marlon Brando, Marilyn Monroe, James Dean, Meryl Streep, Natalie Portman o Jennifer Lawrence? Sin duda es imposible, pero esta vez escuchar a mi corazón me lo ha puesto fácil. Porque barajando escenas empezó a sonar en mi interior una canción de Henry Mancini llamada “Moon river”. Hay muchas versiones de esta canción, pero es la original, entonada por la dulce Audrey Hepburn, la que posee mayor fuerza: con una toalla en la cabeza, Holly Golightly (Hepburn) canta en la ventana ante la mirada de Paul Varjak (George Peppard), quien, al igual que nosotros, cae rendido ante ella. Ese mágico momento convierte a Desayuno con diamantes (Blake Edwards, 1961) en mucho más que una comedia romántica. Ese momento transmite las ansias de la protagonista del film por disfrutar de la vida y nos llena de nostalgia.

Ver aquí la escena

 

Blade Runner
Blade Runner
Alfonso Caro (El palomitrón)

Blade Runner (Ridley Scott, 1982).El miedo a la muerte es una de las señas de identidad del ser humano. Desde que nacemos recorremos un camino que tiene una meta inexorable y cuando tomamos conciencia de ello, cuanto más cerca estamos de esa meta, es cuando celebramos y entendemos la vida con mayor intensidad. En la secuencia elegida, sobrecogedora por su lirismo, el respeto hacia la vida arbitra un enfrentamiento provocando que el personaje de Rutger Hauer salve de la muerte a Harrison Ford, su enemigo, su cazador; que asiste estremecido a uno de los monólogos más famosos de la historia del cine (prácticamente improvisado sobre la marcha por el propio Rutger Hauer). La intensidad de la secuencia y las líneas del discurso han trascendido los límites del universo cinematográfico convirtiendo el momento en icono de la cultura popular. Una de esas secuencias que por su intensidad acompañan durante toda una vida a cualquier amante del cine.

Ver aquí la escena

 

Eyes Wide Shut
Eyes Wide Shut
Ricardo Sánchez (Código Cine)

En mi opinión, una de las escenas más impactantes que nos ha dado este fenómeno del alma que es el CINE forma parte de la película Eyes Wide Shut (1999), de Stanley Kubrick, uno de los directores más intensos de la historia. En ella, Tom Cruise y Nicole Kidman dan vida a un matrimonio económicamente acomodado que de vez en cuando disfruta en la intimidad de su dormitorio de un poco de marihuana, aunque en la escena en cuestión y quizás por efecto de ésta, la sinceridad cruza una línea peligrosa: Kidman confiesa a su marido que en una ocasión estuvo a punto de entregarse a un desconocido que la tentó más allá de lo razonable y por el que habría renunciado a todo. A su marido, a su hija… y a su futuro juntos. Los actores, aún casados en la vida real, crean una claustrofóbica escena de intimidad brutal que se convierte en una lección incómoda e imprudente pero muy esclarecedora sobre los verdaderos pilares de las relaciones humanas. Kubrick destapa deliberadamente un repertorio chocante de sensaciones verdaderas a menudo silenciadas que retrata de forma certera las energías que mantienen unida a una pareja y las espirales de tensión que se suceden en el espacio individual de cada uno de sus miembros. Una incómoda película para ver en pareja que, afortunadamente, sigue siendo una de las menos entendidas del genio de Kubrick.

Ver aquí la escena

 

Fahrenheit 451

Fahrenheit 451

Alfredo Manteca (Videodromo)

Fahrenheit 451 (François Truffaut). Selecciono esta secuencia porque me parece un arranque magistral. Vemos como un individuo huye, no sabemos dónde, pero tenemos claro que al final le volveremos a ver. El motivo tampoco, pero tenemos claro que nos lo desvelarán enseguida. Impresionante como se conjuga la destreza del realizador con la suite de Bernard Herrmann, que no deja de ser un claro homenaje al gran realizador británico Alfred Hitchcock. Genial el uso de los recursos, como por ejemplo, la cámara lenta. Con ella consigue otorgar un cierto carácter ingrávido, todo ese saber, mientras cae antes de ser incinerado. Toda una metáfora. Es un claro ejemplo de como un realizador mira a los ojos del maestro y le ofrece algo que está a su altura o le supera. Quiero destacar la presentación de personajes, esa mirada tras la quema de libros de Fabian a Guy. O la relación que tendrán Guy y el Capitán, esa relación “paterno-filial”. En una secuencia el realizador francés nos deja expuestos cuales serán todas las subtramas que habrá en la película. La he seleccionado porque la considero simple, ejemplar y precisa. Es un manual de savoir faire. Ojalá la mitad de los realizadores fueran tan precisos y concretos a la hora de presentar sus tramas sin irse por otros derroteros. Toda una lección para aquellos que quieren dedicarse a la dirección de cine.

Ver aquí la escena

 

Seven
Seven
Óscar Vela (La taberna del Mastí)

Seven (David Fincher, 1995). La verdad es que hay muchísimas películas geniales y escenas reivindicables; pero siendo Seven mi película favorita, prácticamente desde que me propusieron elegir una, me vino ésta a la cabeza. ¡Y qué escena! Es realmente impresionante. Vamos a ponernos en situación, corría el año 1996… un adolescente con acné como yo alquila del videoclub una película policiaca sobre los siete pecados capitales. Ya desde el inicio, cuando el cassete de VHS empezó a rular, ya se me quedaron los ojos ojipláticos ante esos títulos de crédito salidos desde el mismísimo infierno y con esa música estridente. Pero fue con el final cuando realmente me quedé petrificado… Con un montaje excepcional, aquel desierto maldito, unos policías manipulados por el sádico y meticuloso psicópata John Doe (interpretado magistralmente por Kevin Spacey), el helicóptero sobrevolando la escena, y esa furgoneta que a toda leche lleva el paquete que cambiará el destino de los protagonistas, y de cabeza (nunca mejor dicho) entró en la historia del cine. ¡¡¡Simplemente magistral!!!

Ver aquí la escena (spoiler alert)

 

El Padrino
El Padrino
María José Agudo (de Cine en conserva)

Cuando Beatriz me pidió colaboración para este especial 2º aniversario de Bollacos: hambre de cine no lo dudé ni un momento. Ahora bien, reconozco que no soy muy amiga de confesar películas, escenas o secuencias preferidas. La razón se encuentra en que como cualquier cinéfilo no tengo solo una y entre tanta genialidad me resulta muy difícil escoger. Pero voy a mojarme y decir alguna que no pertenezca a tres de mis películas favoritas (Con faldas y a lo loco, Taxi Driver y Blade Runner) para no caer en la repetición: La muerte del Don. Se trata de una escena correspondiente a una de las adaptaciones más famosas y logradas de todos los tiempos, El Padrino (Francis Ford Coppola, 1972). Sí, puede que no sea muy original, pero la escena de El Padrino I en donde vemos a Vito Corleone (Marlon Brando) jugando con uno de sus nietos en uno de sus huertos, sin nada que les perturbe y súbitamente muere de un ataque al corazón es sencillamente una obra maestra. Para empezar, la planificación de la escena tiene una naturalidad alarmante potenciada por la fotografía de Gordon Willis, quizás por eso funciona tan bien. Coppola decide prescindir aquí de la música de Nino Rota y la interpretación de Brando, justa ganadora de un Oscar, rebosa naturalidad. Es un personaje complejo Don Vito. Pese a que ha sido un criminal nos cae bien y nos resulta muy humano, quizás porque lo conocemos hacia el ocaso de su vida y solo quiere perpetuar el legado familiar. En esta escena no estamos ante el capo de la mafia sino ante el viejo que juega con uno de sus nietos a la sombra de los tomateros. Una vez más la genialidad de Brando hizo que este momento fuera aún más especial. Suya fue la idea de ponerse unos dientes improvisados con recortes de cáscaras de naranjas para asustar al niño, y de perseguirle por el huerto. Citando textualmente a mi crítico de cine favorito, Roger Ebert, “cuando el viejo muere entre los tomateros, sentimos que un gigante ha desaparecido”.

Ver aquí la escena

 

El Pianista
El Pianista
Beatriz Jiménez (Bollacos: hambre de cine)

En mi caso, he decidido elegir la escena inicial de El Pianista, de Roman Polanski. A priori, parece una escena bastante sencilla, pero que encierra un significado enorme y sirve de magnífica presentación tanto de las circunstancias como del personaje principal. Polonia, 1939, la población parece dedicarse a sus quehaceres, ajenos al terror que se avecina. Wladyslaw Szpilman, interpretado de manera magistral por Adrien Brody, toca un bello nocturno de Chopin al piano en una estación de radio cuando el bombardeo nazi comienza sobre Varsovia. Mientras los responsables de la emisora urgen a Szpilman para que huya, el pianista decide quedarse y seguir tocando hasta que el cristal de la emisora explota frente a él. Esta escena nos recuerda que todo puede cambiar en apenas unos minutos. La vida que dábamos por sentada puede variar radicalmente en un simple instante, lo que me parece una aterradora pero necesaria lección para cualquiera. La belleza y la cotidianidad rotas por el horror de una guerra, y un personaje que se enfrenta y se resiste a ello, presentados y resumidos en menos de dos minutos en una escena soberbia.

Ver aquí la escena

Y para vosotros, ¿cuál es vuestra escena favorita o la que más os ha impresionado?

 

23 Comments on “Las escenas favoritas del cine, por blogueros. Segundo aniversario de Bollacos: hambre de cine”

  1. Feliz aniversario !!!!!!
    Me ocurre como a Mª José: me es imposible elegir una sola escena. Hay tantas!!!!
    Una cosa si tenia clara, mi elección debería ser un homenaje a Bollacos.com y a su creadora. Por eso he decidido decantarme por poner el contrapunto a la seleccionada por Beatriz, mostrando al causante de toda la desgracia sufrida por el personaje de Adrien Brody en El Pianista y he seleccionado el ataque de furia de Adolf Hitler al saber que todo esta perdido en El Hundimiento. Me sigue poniendo los pelos de punta la escena: el claustrofóbico espacio del despacho en el bunker, la escalofriante interpretación de Bruno Ganz que pasa de la absoluta locura al abatimiento, el pavor en los rostros de los generales y de los integrantes del staff del dictador…. Un perfecto resumen de las consecuencias de poner el poder en manos de un loco.
    Amiga, muchas felicidades por el aniversario y que sea por muchos años.

    Ver aquí la escena: http://www.youtube.com/watch?v=R8JnpFFIS8w

    1. Muchísimas gracias, David, por tu constante apoyo y por ser un lector tan fiel, sin gente como tú no merecería la pena mantener este espacio.
      Y muchas gracias por colaborar con tu escena, muy buena película y fantástica interpretación de Bruno Ganz, da auténtico miedo por la similitud con el personaje real. Lástima que esta escena se haya utilizado innumerables veces en internet para crear bromas de todo tipo.
      Espero que podamos seguir celebrando muchos más años juntos.
      Un beso.

  2. Feliz aniversario!!!! Y espero que vengan muchos más!!

    Qué difícil elegir una escena! No puedo pensar en ‘mis escenas favoritas’ de cada peli tengo una y tengo unas cuantas como favoritas,jeje

    Un saludo!

    1. Muchas gracias Ruth!!! Sin gente como tú, escribir un blog como éste no tendría sentido. Mil gracias por ser una lectora fiel, por apoyar este blog desde el principio y por colaborar con tus opiniones, que siempre son bienvenidas. Ya sé que es muy difícil, pero intenta mojarte y elige una, que por el motivo que sea, aparezca en tu mente cuando intentas pensar en una escena que te haya dejado huella.
      Un besazo

    1. Muchas gracias Lucía, me alegro de que te haya gustado. Y gracias por participar con tu escena, ahora mismo no la recuerdo, ¿por qué es tu escena preferida? Cuéntanos un poco más, estaremos encantados de verla a través de tus ojos.

  3. Feliz aniversario! 🙂
    La verdad es que leyendo este artículo me he dado cuenta de lo mucho que me enrollo… XD Pero, bueno, mi escena habla de sí por sí sola.
    Curiosamente, he visto todas las películas mencionadas pero no recuerdo concretamente la mayoría de estas escenas, así que supongo que debo verlas de nuevo! Muy místicas las de ‘El viaje de Chihiro’ y ‘Blade Runner’, ambas fantásticas y profundas.
    Un abrazo y que sean muchos más!

    1. Muchas gracias, Juan. De enrollarse nada, todo lo que has dicho era pertinente y muy recomendable. Gracias de nuevo por participar, da gusto poder contar con la colaboración de alguien como tú, a quien admiro dentro de este mundo tan complicado de los blogs. Pues ya sabes, tienes deberes por delante para ver todas estas películas y reconocer las escenas ;p
      Un abrazo fuerte para ti también y que sigamos cumpliendo ambos muchos aniversarios más!!!!

  4. Hola Beatriz… primeramente Felicidades por el aniversario de tu espacio (y que vengan muchos más), y segundo, decirte que te ha quedado genial la entrada… Muy interesante y repleta de escenas magníficas, las cuales muchas de ellas forman parte de la vasta y brillante historia del cine!!!

    Un abrazo compañera!!! 😉

    1. Muchas gracias a ti, Óscar, por haber participado, entre todos habéis hecho que el post haya quedado fantástico, es lo que tiene poder contar con ayudantes de lujo. Yo también brindo porque vengan muchos más.
      Un abrazo!!

  5. Feliz aniversario Beatriz!! Un placer haber participado en este especial tan chulo. También felicitaros a vosotros, compañeros, por las escenas elegidas y la explicación.

    2 añazos se dice pronto, Beatriz. Deseamos celebrar contigo todos los aniversarios que estén por llegar!

    Nos seguimos leyendo!

    Besos y abrazos!

    1. Muchísimas gracias a ti por participar, Alfonso! Ha sido una fantástica idea, ya que el resultado ha sido, gracias a todos vosotros, fantástico. Claro que sí, espero que juntos sigamos celebrando los aniversarios de nuestros respectivos blogs, que como bien dices no es fácil, pero para eso tengo la ayuda del bloguero más optimista del todo el séptimo arte, ¿verdad, Alfonso?
      Un beso!!

  6. En primer lugar felicidades, por esos dos años. La verdad es que ha quedado un bonito repaso, porque ninguno nos hemos repetido. Un post muy interesante y original. Nos vemos en las redes, porque en el cine lo veo difícil 😉

  7. Voy a poner mi granito de arena 🙂 para mi querida Bea con mucho amor, que sabe que no me gusta nada escribir…

    Mi escena favorita es sin duda la de American History X, cuando Edward Norton pisa la cabeza al tipo negro que entró a robar en su casa. ¿A quién no le dan tentaciones de cerrar los ojos para no verlo??!! La desesperación de su hermano, y lo mejor: cuando llega la policía, como se gira lentamente con su cara de orgullo y levanta las cejas… se me ponen los pelos de punta. Aquí os la dejo:

    https://www.youtube.com/watch?v=fsFpyUgkdrY

    un abrazo y un beso enorme, y enhorabuena por el aniversario! sigue escribiendo!

    1. Muchas gracias, Sandra, por el comentario. Sí, esa es sin duda una escena escalofriante y que pone los pelos de punta. Recuerdo perfectamente el momento en el que se gira, como bien dices, con esa mirada en el rostro. Impresionante.
      Un abrazo y a ver si te animas a participar más.

  8. Enhorabuena por el aniversario Beatriz. Como ya se ha mencionado, es lógico que los amantes del cine tengamos más de una escena favorita, y desde luego aquí se han mencionado unas cuantas que me ponen los bellos de punta. En el caso mío, al ser mi película favorita Forrest Gump, me quedo con la escena de flash-back al final, cuando Forrest esta acompañando en sus últimos momentos a Jenny y esta le pregunta… pasaste miedo en Vietnam, y él contesta con sus recuerdos. Después de dos horas viendo una película inigualable, el director mezcla una fotografía indescriptible junto con una enorme música de Alan Silvestri. Y cuando después de los flash-back ella le comenta… ojalá hubiera estado allí contigo… y él responde… estabas, me quedo literalmente fuera de juego incluso después de haberla visto unas 20 veces.

    En fin, aquí te la dejo y que siga la racha de aniversarios compañera. Un abrazo.

    http://www.youtube.com/watch?v=RtitvLujgYU

    1. Muchas gracias, Ramón!! Sobre todo por compartir tu escena favorita con nosotros. Es cierto que es increíblemente difícil decidirse por una única escena, pero al final siempre hay alguna que siempre se queda rondando por tu cabeza.
      Espero que tu blog también cumpla muchos años y que sigamos leyéndonos.
      Un abrazo, compañero!!

  9. Ha quedado genial el post de aniversario (¡FELICIDADES!), me ha sorprendido la variedad y la calidad de todas las escenas (aunque hay un par que me faltan por ver).

    Espero que celebres muchos más años de ‘Bollacos’, y que nuestras respectivas bitácoras estén ahí para ser testigos de ello.

    Un saludo ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.