Loreak: tan exquisita y delicada como las flores

Las vidas de tres distintas mujeres, Ane, Lourdes y Tere, se verán profundamente afectadas y enlazadas por la aparición de unos ramos de flores. Las flores del título sirven de conexión y de hilo conductor en esta delicada e intimista historia, centrada en los sentimientos, más sugeridos que mostrados, de las protagonistas.

Una puesta en escena sencilla, pero detallista, sigue la lucha de estas mujeres para superar la soledad, la depresión, el desamor y la frustración; que hallan consuelo en la misteriosa llegada de unos ramos de flores sin remitente, en la amistad improbable entre dos personas perdidas o en la reconciliación final con la memoria y la pérdida de un ser querido.

La banda sonora, tan sutil y exquisita como la historia, es el complemento perfecto de un guion sin fisuras. Lamentablemente, no puedo hablaros de las interpretaciones de los actores de este filme, ya que me vi forzada a verlo en versión doblada. Desgraciadamente, una producción de este tipo no va a concentrar a un numeroso público fuera de los circuitos independientes y en versión original, pero es de vergüenza ajena que, ya que se opta por el doblaje, al menos no se elija uno de calidad. Creo que es uno de los peores doblajes que he tenido que sufrir en una película, una auténtica pena en pequeñas joyas como ésta.

Lo mejor: la delicadeza y elegancia que envuelven la historia y la banda sonora
Lo peor: que este tipo de producciones nunca conseguirán el beneplácito del gran público

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.