“Los últimos días”: entretenido apocalipsis

Parece que los hermanos Álex y David Pastor, directores y guionistas de Los últimos días, tienen querencia por las situaciones apocalípticas. Ya lo mostraron en su anterior cinta, Infectados (2009), donde un virus mortal aniquilaba a la mayor parte de la población de la Tierra. Ahora, un nuevo virus amenaza la supervivencia de la humanidad, pero esta vez la historia transcurre en lugares más cercanos, concretamente en la ciudad de Barcelona.

Por causas desconocidas, un virus con los mismos síntomas de la agorafobia, pero con resultados mortales, impide a la gente salir al exterior, forzándoles a permanecer en cualquier espacio cerrado donde se encuentren.

Marc (Quim Gutiérrez), que convive con su novia Julia (Marta Etura), y que trabaja en una empresa en pleno proceso de reajustes, empieza a notar que diversas personas son incapaces de abandonar lugares cerrados y salir al exterior. En breve, los peores augurios de Marc se ven confirmados por las autoridades, que denominan al virus como “El pánico”.

Tras una discusión de pareja, Marc descubrirá que él también se ha visto afectado por el virus, y debe permanecer en su empresa, sin poder reunirse con su pareja. Empeñado en reencontrarse con Julia, comienza un viaje bajo tierra con la ayuda forzada de Enrique (José Coronado), que se encontraba en la empresa para realizar los recortes.

Esta cinta es una mezcla de producción de género apocalíptico, con una película de “colegas” (“buddy movie”), donde dos personajes, en principio enfrentados, aprender a tolerarse hasta forjar una amistad.

Como película de género, se trata de una buena producción, que supongo sorprenderá a algunos por el hecho de ser española, y, sobre todo, de una cinta entretenida, muy recomendable si se quiere disfrutar de un buen espectáculo sin más pretensiones.

Como “buddy movie”, funciona bien, principalmente por el buen hacer de un José Coronado con muchas tablas, que sabe proporcionar el giro adecuado a su personaje en cada momento, y que resulta creíble y muy natural.  Quim Gutiérrez, pese a no ser un mal actor, queda un poco en evidencia ante la naturalidad y la experiencia de Coronado, que cada vez es mejor intérprete; mientras que Marta Etura se limita a mostrase encantadora y etérea, que es lo único que le exige su papel.

Lo mejor: una producción entretenida, sin más pretensiones que ofrecer un buen espectáculo.

Lo peor: un final edulcorado, mezcla entre Disney y lo mejor de El señor de las moscas.

2 Comments on ““Los últimos días”: entretenido apocalipsis”

  1. Estuve la semana pasada viendo esta película, en parte porque trabaja José Coronado, un actor que como el buen vino mejora con el tiempo. Sus últimos papeles protagonistas, directamente los ha bordado. Lo que más me gustó de la película fue el ambiente apocalíptico que dieron a la ciudad de Barcelona, y por supuesto, la interpretación de Coronado, que se come literalmente en pantalla a Quim Gutierrez, que en mi opinión, está bastanta soso. El final de la peli me pareció un poco absurdo, pero lo bueno que tiene el cine,es que, opiniones las hay para todos los gustos. En resumen, la película se puede ver.

    1. Totalmente de acuerdo en todo, Israel. A mí también me parece que Coronado se ha convertido en un actor de los grandes; efectivamente, ha bordado sus últimos papeles y aquí se le nota la veteranía y se agradece su naturalidad. Cierto, se come al pobre Qim Gutiérrez con patatas, es lo malo de trabajar al lado de un gran actor.
      El final es bastante patético, y es una pena que se remate mal una película que resulta entretenida.
      Gracias por el comentario!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.