Magical Girl: fascinante caleidoscopio

Sorprendente, impactante, fascinante… Estos son, sin duda, los adjetivos que mejor pueden resumir o intentar aglutinar las sensaciones que provoca esta original y asombrosa producción. Magical Girl es de esas películas que es imposible olvidar según abandonas la sala de cine, de las que se graban en tu retina y memoria durante días, en los que intentas asimilar todo lo que has tenido la suerte de visualizar en pantalla.

Por ello, no conviene desvelar nada de su trama, y lo mejor es enfrentarse a ella con la menor información posible sobre su argumento. Basta con saber que la vida de tres personas, Bárbara (Bárbara Lennie), Luis (Luis Bermejo) y Damián (José Sacristán) terminarán entrelazadas por causa del azar.

Los sucesos de una noche pondrán en funcionamiento toda una serie de acontecimientos imprevistos que desembocan en un impactante, sorprendente, impresionante e inolvidable tramo final, que condensa admirablemente todas las virtudes del Cine, en mayúsculas.

Carlos Vermut (apunten su nombre), director de la cinta, nos presenta, poco a poco, todas las piezas del maravilloso puzzle que forma la historia. Un relato que aborda temas realmente truculentos, pero que rehúsa tenaz y acertadamente mostrar en pantalla. Vermut despliega una puesta en escena directa, pero centrada en los detalles fundamentales, aparentemente sencilla, aparentemente… Pero que funciona como el perfecto engranaje de un reloj suizo.

También hay que alabar el trabajo de todos los intérpretes, que aportan veracidad y naturalidad a estos complejos personajes, abocados al desastre, enfrentados a situaciones límite con ánimo suicida.

Digna ganadora de los máximos galardones del Festival de San Sebastián (Concha de Oro y Plata a la Mejor Película y al Mejor Director), si este próximo sábado 07 de febrero los Goya premiaran la calidad sobre la taquilla, Magical Girl debería erigirse como la clara triunfadora (con permiso de esa otra joya que es Loreak).

Lo mejor: una historia diferente, muy diferente, de lo que acostumbramos a ver en pantalla; el talento de Carlos Vermut y todos los intérpretes.

Lo peor: que haya preguntas que se queden sin respuesta

2 Comments on “Magical Girl: fascinante caleidoscopio”

  1. Llevar el cine noir patrio a otro nivel (o nivelón). Carlos Vermut consigue con su segunda película algo increíble: superar su ópera prima Diamond Flash. Y Bárbara Lennie con José Sacristán feat. Manolo Caracol y su ‘Niña de Fuego’. La mejor y más terrorífica elipsis del cine reciente. Obra Total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.