Musarañas: te quiero normal

Hará 3 semanas que fui al cine a ver Musarañas, cuyo tráiler me llamaba poderosamente la atención. La presentaba Álex de la Iglesia quien, si bien es un tanto excéntrico, tiene en su haber unas cuantas películas positivamente soprendentes como El día de la Bestia, La Comunidad o incluso Las brujas de Zugarramurdi. Esta última merece mención aparte, crítica propia, pero a modo de resumen, diremos que “excesivo” (mi nueva palabra favorita) es un adjetivo adecuado para el tercer acto.

Hablaba del tráiler de Musarañas, que me voy por las ramas. Lo presentaba Álex de la Iglesia, sí, pero como productor: los directores, en plural, son dos jóvenes cineastas llamados Juanfer Andrés y Esteban Roel, cuyo cortometraje 036 tuvo más de dos millones de visitas en youtube. Llamó mi atención la estética, muy cuidada, una trastornada Macarena Gómez y Luis Tosar, que nunca decepciona. Se presentaba como un thriller interesante que bien valía una entrada de cine en miércoles.

La impresión al salir fue de sentimientos encontrados. Trataron de adornar un guion muy flojo con una estética muy tenebrista y un exceso de acontecimientos que pasan del suspense y del miedo al género gore según avanzan los minutos. Afortunadamente, el maquillaje es lo bastante bueno (y sí, los académicos lo han honrado con la nominación) como para que este cambio no sea del todo malo. Un poco excesivo, pero no todo lo terrible que podría ser.

Los actores no ayudan a desequilibrar la balanza. Por un lado, tenemos a un Luis Tosar brillando como siempre en un secundario perturbador. Ser ruin se le da bien, como demostró ya en Te doy mis ojos, película por la que se llevó el Goya. Macarena Gómez, por su parte, da vida a Montse, una mujer agorafóbica y traumatizada por los fantasmas de su pasado. Desde luego, clava la interpretación, pero parece que es un papel ya escrito para ella. El personaje de su hermana, interpretado por Nadia de Santiago, nos deja con la sensación de un dramatismo muy fingido y, por último, Hugo Silva hace, como siempre, de Hugo Silva. No es más que el guapo que impulsa el conflicto.

Musarañas es una película que volvería a ver para intentar discernir si me gusta o la odio. Generalmente – y por lógica – una película que adolece de un guion deficiente consigue mi disgusto. Pero esta tiene el número suficiente de detalles llamativos como para dedicarle el tema Te quiero normal de Berto & The Border boys. Me gusta normal.

Lo mejor: Los ojos de loca de Macarena Gómez.

Lo peor: los excesos en el guion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.