“Nebraska”: cómo conocí a mi padre

Alexander Payne (Entre copas) firma el mejor proyecto de su carrera, con esta divertida e intimista Nebraska, rodada en blanco y negro, una road movie que fluctúa de manera sutil y acertada entre el drama y la comedia.

David (Will Forte, Rock of ages) se embarca en un viaje hacia la Nebraska del título con su anciano padre, Woody Grant, interpretado de manera perfecta por el veterano Bruce Dern (La Trama), para recoger un supuesto premio de un millón de dólares.

Este viaje en carretera sirve a Payne para diseccionar las relaciones familiares y para narrar cómo David empieza a conocer de verdad a su padre, un viejo terco, con problemas con el alcohol y que muestra los primeros signos de demencia, en su regreso a la ciudad que le vio nacer, donde se reunirán con familia y antiguos amigos.

Una excusa perfecta para mostrar las relaciones humanas, ya sean familiares o de otro tipo, y el comportamiento y motivaciones de las distintas personas. Aquí es donde Payne se mueve como pez en el agua, creando un relato divertido y conmovedor, tremendamente realista, en un trayecto por la “América profunda”, poblada por seres de carne y hueso, con una verosimilitud aplastante que traspasa las bellas imágenes, rodadas en un cálido blanco y negro, toda una declaración de intenciones por parte del director.

La práctica totalidad de los intérpretes están fantásticos en sus respectivos papeles, con mención especial a Bruce Dern, que encarna a la perfección a este exasperante pero enternecedor padre de familia, a June Squibb, que interpreta a su resignada y demasiado sincera esposa, y a secundarios como Stacey Keach y Angela McEwan, un viejo amigo y un antiguo amor, respectivamente. Una lástima que el intérprete del hijo y coprotagonista, encarnado por Will Forte, no esté a la altura de estos actores en estado de gracia, porque hubiera sido el broche de oro perfecto para esta estupenda producción.

Aparte de la acertada disección de las relaciones familiares y paterno-filiales, lo que más destaca de este largometraje es su gran sentido del humor, con diálogos y situaciones realmente divertidas (en algunos casos hasta hilarantes, como en la escena del robo del compresor de aire), que convierten a esta cinta en una divertida comedia agridulce.

También hay que destacar la maravillosa fotografía, que captura los grandes paisajes de esta road movie, así como el intimismo de las escenas en pueblos e interiores.

Como conclusión: esta Nebraska es una divertida e inteligente tragicomedia, que cuenta con grandes interpretaciones, un agudo guion, una eficaz puesta en escena y una fotografía luminosa, radiante y cálida pese al blanco y negro, y que desde aquí os invito fervientemente a visionar.

Lo mejor: el sentido del humor, la fotografía, el guion, la verosimilitud de todos los personajes y la interpretación de Bruce Dern y June Squibb.

Lo peor: la interpretación de Will Forte no está a la altura del resto de actores.

6 Comments on ““Nebraska”: cómo conocí a mi padre”

  1. Muy buena crítica, como siempre, de una película que ya está entre mis favoritas. Coincido en que es la mejor del gran Payne hasta el momento, y eso que soy fan de todas sus películas. Dern y Squibb están fantásticos y, aunque admito que la interpretación de Will Forte no es igual de memorable, creo que está muy bien en su papel, ya que su mirada enternece al espectador enormemente y sus gestos, en contraste a los de sus familiares, resultan muy divertidos. No es un papel de Oscar (los de sus compañeros sí, y espero que la película gane algo pese a tenerlo tan complicado), pero para mí está perfecto y, a fin de cuentas, esta es una película de las personas mayores, el respeto que merecen y las ganas que tienen de seguir viviendo. Una joya, banda sonora y fotografía incluidas. Un saludo 🙂

    1. Muchas gracias, Juan!! Como tú bien dices, este largometraje es una auténtica joya. Lo de los Oscar, ya sabes que depende de la campaña que hayan hecho, y no parece que estén entre la lista de favoritos, aunque Bruce Dern creo que tiene posibilidades.

  2. Suscribo completamente la opinión de Juan. Will Forte esta muy bien, es el contrapunto perfecto a los papeles de Dern y Squibb, que tienen unos personajes con los que es más fácil el lucimiento. En los Oscars lo tienen muy difícil en todas las categorías. Quizá ella pueda dar la sorpresa y hacerse con el de Mejor Actriz Secundaria. A mi me gustaría destacar de esta película la descripción de la situación de declive actual de los estados centrales de USA (Las Grandes Praderas) y como han perdido todo su peso en la economía actual. Me parece genial la escena final, evocadora de otros finales de grandes westerns.
    Saludos.

    1. Muchas gracias por el comentario, David. Bueno, yo disiento con respecto a Forte, pero me alegro de que a ti te gustara. Cierto, esta película, además, retrata perfectamente el efecto de la crisis económica en ciertos estados de Norteamérica, con esos hombres que se sientan al lado de la carretera a ver la vida pasar, toda un metáfora. Yo creo que Squibb no tiene ninguna posibilidad en los Oscar, a pesar de que está maravillosa, pero sería maravilloso que diera la sorpresa.

  3. El final es como para levantarse de la silla lleno de orgullo y aplaudir, y eso tiene que ver también mucho con todo lo que ha pasado antes. Grandísima película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.