Passengers: la receta del éxito

Toma solo unos gramos de drama, añade toneladas de romance tipo chico encuentra a chica y termina con un chorrito de acción, ¡ah! y no te olvides de la decoración, dos estrellas guapas y populares, y ya está: un resultón Passengers, de Morten Tyldum, que será la delicia de amigos y familiares.

Así es Passengers, una mezcla de filme romántico, con una bonita historia de amor, más un desenlace cargado de acción y aventuras, envuelto en rutilante ciencia-ficción. Cine comercial y de palomitas, un más que digno entretenimiento que solo adolece de ciertas licencias a la galería. Y previsible, como suele ser este tipo de producciones, pero que pasaremos por alto por lo bien que nos lo hacen pasar en la mayoría de sus 116 minutos.

La última producción de Morten Tyldum, director de The imitation game, narra la historia de unos pasajeros embarcados en un viaje espacial hacia otro planeta. El choque con un meteorito causará que una de las cápsulas de hibernación se active 90 años antes, condenando a su ocupante, Jim (Chris Pratt), a una solitaria existencia y muerte. Semejante perspectiva hará que Jim tome una decisión terrible: despertar a una bella pasajera, Aurora, interpretada por Jennifer Lawrence.

La primera parte del filme es casi una comedia romántica, que tiene lugar en el más bello de los escenarios: un universo plagado de estrellas y galaxias. Mientras que la segunda se reserva para la acción, al tener que luchar los protagonistas por su supervivencia ante los daños causados en la nave.

Ambas partes resultan muy entretenidas, con unos efectos especiales muy vistosos y unos intérpretes encantadores. La pega que podemos ponerle es que en la receta claramente se les fue la mano con el azúcar y que ciertos ingredientes finales no se sostienen por inverosímiles.

Quitando el tropiezo final, Passengers es un entretenido y delicioso pasatiempo, para disfrutar placenteramente en una tarde fría de invierno como si de una taza de chocolate caliente se tratara.

Lo mejor: un ejemplo del mejor cine de entretenimiento.

Lo peor: el más que dudoso desenlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.