Thor: Ragnarok, gamberrada cósmica



Taika Waititi
, el director de Thor: Ragnarok, lo ha vuelto a hacer. Si ya se encargó de desmontar el mito vampírico con una fresca y desvergonzada comedia en Lo que hacemos en las sombras, ahora le ha tocado al cine de superhéroes y al mismísimo dios del trueno.

Porque antes de ir a ver esta nueva entrega, debes tener muy claro lo que te vas a encontrar. Y, desde luego, no es nada parecido a lo que ya has visto en las conocidas sagas de Marvel o DC Comics. Porque esta Thor: Ragnarok es, en primer lugar, una parodia, en segundo lugar una comedia y, en tercer lugar, una película de acción.

Se acabó lo de tomarse en serio al dios del martillo mágico, porque aquí todo es objeto de mofa y burla. Con un humor de lo más irónico, sencillo y directo, la mayor parte del metraje se convierte así en una divertida comedia. Aunque también hay lugar para la acción que esperan todos los aficionados al género, pero esta se relega casi a la parte final del filme, en una batalla épica que no podía faltar.

Pero el mayor descubrimiento de esta producción ha sido sin duda constatar que Chris Hemsworth, normalmente un intérprete bastante anodino, se desenvuelve estupéndamente en el terreno de la comedia. Mientras que el resto del interesante reparto (Tom Hiddelston, Idris Elba, Anthony Hopkins, Mark Ruffalo, Jeff Goldblum, Tessa Thompson) también realiza un buen trabajo, aunque en esta ocasión Cate Blanchett, como la temible Hela, no está tan brillante como nos acostumbra.

En conclusión, si te apetece pasar un rato divertido, con una entretenida comedia sin pretensiones, esta Thor: Ragnarok es una muy buena opción.

Lo mejor: la ausencia de Jane, no por Natalie Portman en sí, sino por la falta total de química entre su personaje y el protagonista.

Lo peor: ésta debe ser una de las sagas más irregulares de todo el género de superhéroes, ninguna de las tres películas muestra un nivel similar: desde la aburrida primera parte, al mejorado espectáculo de acción de la segunda, para terminar en toda una sátira del género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.